Convivencia y Motivación

Asistí ayer a cinco defensas de Trabajo fin de Máster del Máster en Formación del Profesorado. Los títulos eran los siguientes:

  • La formación del profesorado en mediación en el colegio Purísima Concepción para la resolución de conflictos.
  • El aprendizaje cooperativo como metodología para desarrollar el currículo en diversificación.
  • La influencia de la implantación del reglamento de convivencia en la conflictividad en el colegio La Compasión – Esculapios de Pamplona.
  • El fomento de la autoestima en alumnos de 2º de ESO a través de la asignatura de Educación Plástica y Visual.
  • La motivación, factor imprescindible para el rendimiento académico en ESO. El caso de 2º de ESO en el IESO Larraíntzar.

De estos trabajos me han llamado especialmente atención dos: el que investiga acerca del impacto de un reglamento de convivencia, y el que analiza la influencia de la motivación en los resultados académicos.

Del primero, señalar sobre todo cómo pone el énfasis en la eficacia de la puesta en marcha del Reglamento. Normalmente las reglas forman parte de la triada ética “Bienes – Virtudes – Normas“, resultando esenciales en cualquier ámbito. Estas reglas pueden ser implícitas o explícitas. En el ámbito de la gestión educativa es evidente que el reglamento de convivencia no sólo es explícito, sino obligatorio, ya que el Reglamento de Régimen interno forma parte de la PGA. Esto no deja de ser también expresión de lo que ocurre realmente cuando se vive en sociedad.

No obstante, un reglamento de estas características, para que sea eficaz educativamente hablando, debe estar enmarcado como un punto de encuentro.  Debe estar centrado fundamentalmente en la convivencia y en las acciones positivas y preventivas. Aquí es donde se entra en el ámbito de la formación del carácter y de la personalidad, y la comunidad educativa como ámbito donde el conjunto de acciones coordinadas conlleva como resultado beneficioso el crecimiento de los alumnos también en este aspecto.

Es interesante subrayar cómo en el ámbito de la aplicación de la normativa, puede resultar más importante primar el aspecto común de convivencia que la acción punitiva individual. Esto tiene su consecuencia práctica en el hecho de que aplicar un castigo de acuerdo con un reglamento respecto de una mala acción viene de la aplicación de una norma común, y del hecho de que el orden en la convivencia viene de la aplicación de las normas que rigen para todos. El “castigo” deja de tener esa perspectiva punitiva individual (acción-reacción) para con convertirse en algo que incumbe a todos.

Destaco la siguiente bibliografía sobre este tema:

Zaitegi De Miguel, N. (2013). ¿Qué hemos aprendido de la puesta en práctica de los planes de convivencia? CONVIVES, 16-19.

Funes, S. (2009). Qué es y cómo llevar a cabo la gestión eficaz de la convivencia. En S. Funes, D. Saint-Mezard, M. Tomasini, C. Mtnez. Vírseda, D. Rivero, C. Barandiarán, . . . I. Fernández, Gestión eficaz de la convivencia en los centros educativos (págs. 25-52). Madrid: Wolters Kluwer España, S.A.

Respecto al trabajo

Torrego, J. C., & Villaoslada, E. (2004). Modelo integrado de regulación de la convivencia y tratamiento de conflictos. Tabanque: revista pedagógica (18), 31-48.

El segundo Trabajo que me llamaron la atención sobre todo los siguientes puntos

  1. Existe un problema objetivo de rendimiento general en los centros educativos.
  2. La relación entre estos cuatro aspectos: atención, esfuerzo, memoria y rendimiento es fundamental.
  3. La motivación es la base sobre la cual se puede comenzar a generar dinámicas que conlleven el desarrollo de los cuatro aspectos anteriores.
  4. Un elemento clave en la motivación es la percepción del alumno de que es protagonista de su aprendizaje, ortogándole un papel activo, no pasivo, en este proceso.

Como bibliografía, destaco la siguiente:

Coral González, B. (2003). Factores determinantes del bajo rendimiento académico en Educación Secundaria. (Tesis de departamento de Métodos de Investigación y Diagnostico en Educación secundaria). Universidad Complutense de Madrid, Madrid. Recuperado de http://biblioteca.ucm.es/tesis/edu/ucm-t27044.pdf

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. (2014). Estadísticas: La comparación internacional. Recuperado de http://www.mecd.gob.es/dms/mecd/servicios-al- ciudadano-mecd/estadisticas/educacion/indicadores-publicaciones-sintesis/cifras- educacion-espana/2014/H1p.pdf

Díez Prieto, A. (2012). El escollo del fracaso escolar. Educar (nos), No 59, pp. 4-9. Recuperado de http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4314211

González Fernández, A. (2005). Motivación académica: teoría, aplicación y evaluación. Madrid: Ediciones Pirámide.

Thorne, K. (2008). Motivación y creatividad en clase. Barcelona: Graó.

Voglioti, A. (2009). ¿Quién “fracasa” en la escuela? Conceptos, representaciones, prácticas y estudio. Argentina: Jorge Sarmiento Editor – Universitas. Recuperado de http://bv.unir.net:2067/lib/univunirsp/docDetail.action?docID=10732276

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: